Hablemos del último beauty look de Cara Delevingne

Eugene Gologursky / GETTY

Hablemos del último beauty look de Cara Delevingne

La modelo saca su lado más rockero en Nueva York.

18/05/2018 14:27 PAULA CALLEJO | STILO.ES

  • close

Hace unos años, Cara Delevingne decidió darle un giro a su vida y alejarse del huracán mediático y profesional en el que se había convertido su vida, tal y como ella explicó. Desde entonces, elige con cuentagotas los proyectos en los que se embarca y los trabajos que realiza, pero es evidente que el cambio que ha sufrido la británica no ha sido solo a nivel interior sino que también ha transformado su look.

La modelo pasó por varias fases en su pelo, llegando incluso a raparse totalmente, y parece que ya ha encontrado el estilo, tanto de peinado como de moda que mejor la define y con el que más cómoda se encuentra.

Una prueba de esta nueva estética la hemos tenido en el último evento publicitario al que ha acudido la modelo, que presentaba la nueva colección de una firma de relojes. 

Para la ocasión, ha escogido un total black look compuesto por camiseta cut-out con mangas de rejilla, pantalones de neopreno, botines de taconazo y chaleco de cuero, todo del mismo tono negro.

PS3 / GTRES

Sin embargo, y a pesar de lo impactante y cañero que puede resultar el conjunto, lo que nos ha conquistado por completo ha sido el beauty look

Como comentábamos, el perfecto pixie platino que luce despeinado es el resultado de varios experimentos, y nos encanta la forma en la que contrasta con sus características y marcadas cejas castañas.

Si el peinado es totalmente acertado, el maquillaje no se queda atrás, y es que nos hemos enamorado tanto del perfecto eyeliner que enmarca sus ojos azules como de la sombra bronce que aporta el toque de brillo justo para rematar un perfecto estilismo rockero. 

Para equilibrar, labios nude y colorete ligeramente rosa.

Eugene Gologursky / GETTY

Nos apuntamos esta combinación beauty para intentar copiarla este finde, aunque nos parece que tendremos que practicar mucho para llegar a realizar la línea del ojo tan perfecta.