El acné durante el verano

El acné durante el verano

Si hay quien está deseando poner su piel al sol para que los dichosos granitos se sequen y se disimulen con el bronceado, otras temen la llegada del sol y el calor que hacen que estos aparezcan o se incrementen en su piel.

29/07/2016 20:34 Ana Bernardos

  • close

Los cambios de hábitos, la temperatura, la higiene,… todo influye en esta enfermedad que va variando su intensidad según muchísimos factores. Hay que tener en cuenta que, si tu acné es grave o se trata de acné adulto, debes acudir a un dermatólogo que te evalúe y recomiende un tratamiento específico. Pero si te afecta de una forma más leve, toma nota de estos consejos que te ayudarán a mantener los granitos más controlados.

1. La alimentación es esencial para todo. Aunque te des tus caprichos durante las vacaciones, también procura mantener una dieta equilibrada y saludable. Eso se verá siempre reflejado en tu piel.

2. Higiene. Es uno de los básicos frente al acné. Mantener la zona afectada limpia, ayudará a que los granitos no se infecten y duren menos en la piel. Por la mañana y por la noche y, con un jabón suave que no irrite la zona, es lo ideal.

3. Utiliza productos adecuados. Procura mantener la piel bien hidratada pero, siempre prestando atención a que los productos no obstruyan los poros. Los exfoliantes según qué caso pueden ir bien y, las mascarillas, como la de arcilla verde, también son aconsejables.

4. Ropa. Seguro que no lo habías pensado pero, con el calor, sudamos más y, los tejidos sintéticos no dejan transpirar y hacen que todas las toxinas se queden pegadas a tu piel. El algodón, el lino y otros tejidos naturales conseguirán que tu piel esté más fresca y limpia.

5. Tratamientos específicos. Nunca está de más tener a mano algo que consiga que esos molestos granitos desaparezcan más rápidamente o no lleguen a más. Actualmente muchas marcas cuentan con productos muy efectivos. Y, si prefieres optar por algo natural, el aceite de té verde va fenomenal.

6. Toma el sol con cuidado. Seas de aquellos a los que el sol beneficia o no, ten cuidado. Si este elimina tus imperfecciones, no te confíes, después de los meses de verano, es habitual un “efecto rebote” que puede hacer que estés peor que antes de la estación estival.

7. Protege tu piel. Siempre siempre siempre lleva protección solar. Puedes encontrar productos específicos para pieles grasas o con acné y, es muy importante ya que el sol puede dejarte las marcas de los granos.

8. No los toques. Procura no tocar ni explotar los granos, de ese modo sólo conseguirás empeorarlos con una infección, una herida, o ensuciar tu piel provocándote más. Pero, si no te pudieras resistir, después lava muy bien la piel y aplica una crema anti-acné.

9. Maquillaje, lo justo. Aprovecha que el bronceado los disimula para minimizar tu maquillaje. Con el calor los poros se abre y este se mete dentro. Si después no te desmaquillas muy bien, puedes obstruirlos y fomentar que salgan más imperfecciones.

10. No te avergüences. No te cortes en lucir camisetas con escote, con la espalda al aire o en recogerte el pelo. El mejor secreto de belleza es la confianza en ti mismo y si te muestras alegre y seguro, nadie se fijará en tus granitos.