Cómo lucir unos labios perfectos

Cómo lucir unos labios perfectos

Labios secos, con antiestéticas pielecitas o incluso heridas tremendamente molestas que nos impiden lucir cualquier pintalabios y que es un claro reflejo de que algo está fallando en el cuidado de esta zona. Toma nota de lo que necesitas.

28/10/2016 21:17 Ana Bernardos

  • close

Con la llegada del frío toda nuestra piel se ve sometida a cambios y agresiones externas pero, los labios son unos de los que más sufren con los cambios porque nos solemos olvidar de llevar una rutina de cuidado específica para ellos.

Por eso, queremos proponerte una rutina de cuidado labial completa para que tengas más en cuenta esta zona tan olvidada del rostro:

1. Limpieza. ¿Cuántas veces limpias tus labios si no van maquillados? Quizá ni te lo habías planteado. Pero, deberías pasar por esta zona cuando lavas tu rostro. Y, por supuesto si has puesto labial, desmaquíllalos con un producto específico y un disco de algodón hasta que queden completamente limpios.

2. Exfoliación. Para eliminar las células muertas de su superficie y contorno, evitando que se vean rugosos y que salgan pielecillas en ellos. Al tratarse de una zona muy delicada, es importante hacer el masaje con cuidado y suavidad. La frecuencia depende de cada persona pero, con una vez cada dos o tres semanas es suficiente.

3. Hidratación. Lo esencial en cualquier tratamiento de belleza y de cuidado de la piel. Además la deshidratación es uno de los males que más afectan a esta zona. Lo ideal es que los hidrates mañana y noche igual que haces con el resto del rostro pero, además lleva siempre un bálsamo en el bolso para ir aplicándolo siempre que sientas que lo necesitas.

4. Tratamiento y volumen. Porque las arruguitas en el contorno de los labios no le gustan a nadie, usa un producto de tratamiento para esta zona. Y si lo que quieres es aumentar su volumen, lo conseguirás también con productos específicos.

5. Protección. Súper importante y que siempre olvidamos. Es esencial tener un bálsamo con protección solar para aplicarnos por las mañanas, cuando salgamos a correr o a hacer cualquier actividad al aire libre. Los rayos solares afectan a esta zona tan sensible igual que al resto de la piel.