El Champiñón es el ingrediente del año según The New York Times

Parece que la actriz Drew Barrymore está de acuerdo con que el champiñón sea 'ingrediente del año' | @drewbarrymore / INSTAGRAM

Champiñón, ¿la nueva quinoa? El New York Times ha hablado

Si no llega a ser súperalimento, al menos se pondrá de moda como alternativa a la legumbre machacada o la soja texturizada

24/01/2022 09:00 MAMEN INFANTE

  • close

Cuando comenzó a hacerse “carne” vegana lo más habitual fue recurrir a la soja. Pionera en constituir el ingrediente principal de 'burgers', salchichas o texturas tipo carne picada, etc., pronto tuvo que ceder espacio a las legumbres, que llegaron a esta forma de cocinar para ampliar horizontes dentro de las mejores opciones de proteína vegetal. Lentejas, garbanzos y, sobre todo, frijoles, fueron buenos sustitutos de la carne para veganos y personas que querían reducir su consumo de carne roja sin renunciar a caprichos que siempre le habían gustado.

Pues bien, hace unas semanas, la actriz Drew Barrymore lanzaba a su Instagram una opción que, al menos, en España, parecía inexplorada: carne picada de champiñones. Para ilustrar lo convencida que está con esta opción, aparecía sorbiendo un spaguetti a la bolognesa con cara de absoluto placer. En el texto que acompañaba la foto, la americana nos recordaba que los champiñones han sido nombrados “el ingrediente del año” por la famosa lista que, cada enero, elabora The New York Times (The Food Forecast).

EL SECRETO DEL CHAMPIÑÓN

A nadie se le escapa que las setas son cada vez más populares. A medida que crece el interés por cocinar –gracias a los cocineros que ponen sus recetas en redes sociales- nos vamos dando cuenta de que son un alimento muy versátil que, además, ayuda mucho en la elaboración de menús a personas que no quieren que se dispare el valor calórico de sus preparaciones. Ahora, a esta faceta de multi-uso-ultra-ligero se le une la de poder ser un buen sustituto de la carne en preparaciones que requieran la típica carne picada (teniendo en cuenta que será un sustituto 'gustativo', no a nivel proteico).

Pexels

En los champiñones predomina el sabor "umami" pero quien los cocina a menudo sabe perfectamente que, al ser un 85% agua, una vez secos toman el sabor de lo que les pongas. Bien sazonados y, asegurándonos de que se han secado bien (si es preciso, se aplastan entre dos sartenes, como proponen los chefs), se convierten en lo que tú quieras: relleno para burritos, picada para salsa boloñesa, textura perfecta para hacer albóndigas… ¿No te convence esta opción? A ver si conociendo sus virtudes nutricionales te alineas mejor con los críticos de The New York Times:

PROPIEDADES DEL CHAMPIÑÓN

Los champiñones son ricos en fibra, minerales (especialmente fósforo y potasio), vitaminas A, D y del complejo B. Pero no solo eso: “Al igual que la mayoría de los alimentos de color blanco, son ricos en alicina, que es un compuesto sulfuroso cuyo consumo nos ayuda a: Reducir los niveles de colesterol, disminuir la presión arterial, prevenir la diabetes de tipo II, combatir las infecciones bacterianas, víricas y fúngicas”, explica Elena Pérez, bioquímica bióloga molecular, especialista en alimentación y nutrición aplicada, creadora del sistema Futurlife21.

Pexels

Además, el champiñón es una buena fuente de vitamina A, que conviene si tienes trastornos visuales, sobre todo al atardecer, notas las uñas y el cabello quebradizos o te preocupa el insomnio, la ansiedad o los dolores de cabeza. Si en este momento estás tratando de aligerar tus menús con un objetivo de pérdida de grasa y te faltan ideas, tira de champiñón. Solo tienen 18 calorías por cada 100 gramos y su índice glucémico es bajo (15). Además, son baratos. Su única pega es que no duran demasiado en la nevera y que, cuando vienen enteros, son un poco difíciles de limpiar.

FORMAS DE COMER CHAMPIÑÓN

Si todavía no lo has probado crudo, es el momento. Bien limpio, seco y laminado puede ser un interesante 'topping' en la ensalada de espinacas, bacon y queso de cabra. Salteados al ajillo acompañan a tus filetes a la plancha. Quedan genial en cremas y purés y, por supuesto, incluidos en cualquier plato de verdura variada como menestra, panaché, hervido o salteado al 'wok'. En España todavía no se venden los “Meatless Grounds" de Quorn ni nada similar, que sepamos, así que estaremos pendientes si aterrizan en las tiendas con opciones veganas. Stay tuned!