Agua Micelar VS desmaquillante bifásico

Agua Micelar VS desmaquillante bifásico

¿Por cuál te decantas?

11/11/2015 11:58 Patricia de la Torre

  • close

La rutina desmaquillante es uno de las más importantes si queremos mantener nuestra piel limpia y cuidada. Pero esto no quita que sea una de las que más pereza nos da. Por eso, desde hace un tiempo las marcas nos intentan librar de este costoso trabajo facilitándonoslo. Así, hemos pasado de la forma tradicional en tres pasos (limpiador, tónico e hidratante) a productos cosméticos que aúnan estas tres fases. Primero llegaron los desmaquillantes bifásicos y hace poquito las famosas aguas micelares. De esta forma se ha hecho posible dejar nuestra piel limpia e hidratada en un solo paso y maximizar la eficacia.

Pero,¿qué es cada uno? ¿en qué se diferencian? y lo más importante ¿cuál es el más adecuado?

Muy fácil. Primero tenemos que aclarar que ambos productos siguen un principio muy parecido. Están compuestos por dos fases: una acuosa y otra oleosa. En los desmaquillantes bifásicos estas partes se deben mezclar bien antes de usar para que se junten o emulsionen y el principio activo funcione. Las aguas micelares funcionan prácticamente igual con una única diferencia, la parte oleosa es mucho menor, por lo que resultan más frescas.

A la pregunta de cuál usar, lo recomendable es adaptar el producto a nuestras necesidades. Son simplemente dos formas diferentes de desmaquillar tu rostro, pero cada una tiene una función específica. Por eso, es importante que recuerdes: El desmaquillante bifásico está especialmente recomendado para quitar los maquillajes de larga duración y waterproof. Es un producto que desmaquilla más profundamente que el agua micelar. El agua micelar por su parte aunque puede usarse para eliminar el maquillaje de una forma mucho más suave (he aquí a revolución, sobre todo para pieles sensibles) o puede ser simplemente para limpiarla, eliminar el sebo acumulado del rostro y acabar con los restos de maquillaje.

Atenta...muchas chicas usan mal el agua micelar pues arrastran el algodón, arrastrando así las partículas de suciedad. La forma correcta de usar este producto es dando pequeños toques. Haciendo esto facilitas que las micelas atrapen la suciedad y no la esparces por tu piel.

Ahora ya sabéis las diferencias y los mejores usos así que, ¡manos a la obra!