Mi descubrimiento del verano es este aceite que sirve para todo y ¡huele de maravilla!

Un aliado indispensable para mantener una apariencia radiante y saludable durante estos meses.

Incluir aceites en nuestra rutina de belleza puede proporcionar numerosos beneficios
Incluir aceites en nuestra rutina de belleza puede proporcionar numerosos beneficios / Istock

El verano puede deshidratar nuestra piel y cabello debido a la exposición al sol, el cloro de las piscinas y el agua salada del mar. Los aceites han ganado popularidad en los últimos años gracias a sus numerosos beneficios para la salud y el bienestar y se presentan como un aliado perfecto para nuestra rutina de belleza. La realidad nos ha hecho descubrir que se han convertido en una alternativa muy recomendable ya que tienen un impacto importante en la textura y, por extensión, en el aumento de la elasticidad y la firmeza de nuestra piel.

No todos los aceites son iguales, ni todos provocan esa incómoda sensación pegajosa que a veces nos hecha para atrás. Todo lo contrario, la mayoría resultan ser muy buenos aliados para hidratar en mayor profundidad la piel, para desmaquillarla e incluso para tratarla según sean nuestras preocupaciones. Aprovechando el verano, hay un aceite que se ha convertido en mi favorito y que merece la pena tener en nuestro neceser de belleza estos meses de calor. ¡Y que huele a playa y a verano!

Un aceite prodigioso que hidrata profundamente la piel y protege el cabello

Un aceite prodigioso que hidrata profundamente la piel y protege el cabello

/ Yves Rocher

Este es el aceite que huele a verano e hidrata un montón

Existen muchos en el mercado, pero nosotras hemos probado el aceite tradicional nutritivo 97% Monoï, de Yves Rocher, que nutre la piel y el cabello y los envuelve de un irresistible aroma de verano. Tras su uso, la piel queda intensamente hidratada.

Es el tratamiento icónico que dio origen a la colección Monoï en 1988 de esta firma de belleza y del que se vende una unidad cada dos minutos en el mundo, además de ser el más concentrado de la familia. Lo podemos aplicar sobre la piel en cualquier momento del día, dar ligeros toques en el cabello o utilizar como mascarilla antes del champú. Este aceite se endurece de forma natural por debajo de los 26°C, por lo que se puede calentar el frasco entre las manos o pasarlo por agua caliente para que se funda. Los resultados son inmediatos ya que hidrata y nutre intensamente la piel y el cabello.

Aceite Tradicional Nutritivo 97% Monoï

Aceite Tradicional Nutritivo 97% Monoï

/ Yves Rocher

COMPRAR

Trucos para incorporar este aceite de Monoï en tu rutina de belleza

  • Como hidratante corporal

Después de la ducha, aplica el aceite de Monoï sobre la piel húmeda para sellar la humedad. Masajea suavemente hasta que el aceite se absorba por completo, dejando tu piel suave, hidratada y con un aroma delicioso. ¿Un consejo? Para una experiencia aún más hidratante, mezcla unas gotas de aceite de Monoï con tu loción corporal favorita.

  • Como tratamiento capilar

Aplica una cantidad generosa sobre el cabello seco, desde las raíces hasta las puntas. Déjalo actuar durante al menos 30 minutos antes de lavar tu cabello con champú. Para un tratamiento intensivo, déjalo actuar toda la noche y lava tu cabello a la mañana siguiente.

  • Como aceite de masaje

Su textura ligera y su aroma relajante lo convierten en el aceite perfecto para un masaje relajante en casa. Calienta ligeramente el aceite antes de aplicarlo para una experiencia de masaje más agradable.

  • Como protección solar y post-solar

Aunque el aceite de Monoï no reemplaza un protector solar, puede ser utilizado como complemento para proteger la piel de los efectos del sol y como tratamiento post-solar para calmar y reparar la piel. Aplica el aceite después de la exposición al sol para calmar la piel y restaurar la humedad perdida.

Síguele la pista

  • Lo último