6 razones por las que deberías empezar a comer atún crudo

6 razones por las que deberías empezar a comer atún crudo

Resulta beneficioso para nuestro organismo y…¡silueta!

03/01/2017 12:16 María Lorite

  • close

¿Has oído hablar de la tendencia ‘raw food’ o el crudismo? Los adeptos de esta modafoodie la defienden porque todos los nutrientes y propiedades de los ingredientes se mantienen intactos, mientras que en los procesos de cocinado pueden perder gran cantidad de ellos. Pero hay un alimento clave que se postula como el producto estrella en esta tendencia, y no es el apio, ni la zanahoria, la chía o las semillas de amapola, sino el pescado típico de las costas gaditanas: el atún.

¿Por qué? No solo se debe a su característico y exquisito sabor, sobre todo cuando es rojo y de la almadraba. Alexis García, chef de Atunante, y Pilar Vela, fit setter del hotel Royal Hideaway Sancti Petri, nos hacen un recorrido por los motivos que nos convencerán para apuntarnos a la #tunaphilosophy.

1.Mejora los niveles de colesterol. En palabras de Pilar Vela,“aunque es un pescado graso, es rico en Omega-3, un ácido graso que disminuye los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre, haciéndola más fluida”. Es por ello que resulta perfecto para evitar enfermedades de origen hematológico, como la trombosis.

2. Ayuda a mantener la figura puesto que, de media, solo supone alrededor de 130 calorías por cada 100 gramos. “Un tartar de 200 gramos de aguacate y atún rojo de la almadraba puede suponer menos calorías, por ejemplo, que el pollo, convirtiéndose en una propuesta rica, nutritiva y equilibrada”, comenta Alexis García.

3.Una porción cruda de atún rojo de la almadraba, macerada adecuadamente, aportará una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico. “Las proteínas son un empuje de energía para el organismo, haciendo que trabaje mejor, que seamos más resistentes y que nos recuperemos mejor de heridas o enfermedades”, explica Vela.

4. Es un alimento antidiabético: “El atún no contiene carbohidratos ni azúcares, pero sí alrededor de 23 gramos de proteínas por cada 100 gramos de producto. Es por ello que se convierte en un gran aliado ‘sugar free’ para dietas bajas en azúcares o para diabéticos”, asegura García.

5. Es multivitamínico. Di adiós a los complejos de vitaminas en épocas de frío o estrés, puesto que el atún cuenta con vitaminas A y D (liposolubles) y B (hidrosolubles), que ayudan a nivel energético al organismo y a la resistencia de nuestros huesos.

6. Es una fuente natural de minerales, concretamente, “el atún posee yodo, fósforo, magnesio, hierro, cinc y potasio, positivos para nuestros músculos, para los niveles de hemoglobina, para los niveles energéticos o para el equilibrio de la glándula tiroides”, añade Vela.

¿Y por qué crudo? En todos sus formatos, el atún resulta un alimento muy beneficioso para la salud y es perfecto para ser incluido de cualquier manera en cada dieta. Sin embargo, es un hecho que en el proceso de cocción, este ingrediente al igual que otros, perderá gran parte de sus nutrientes, sobre todo en lo relativo a las vitaminas. Esto ocurre con aquellos nutrientes que son termolábiles, o lo que es lo mismo, sensibles al calor. “Si lo que buscamos no es sólo el sabor, sino también aprovechar todas las propiedades del atún, apostar por él en crudo será una opción más que acertada”,explica Alexis García.