Peinados sencillos para triunfar en el trabajo

IMAXTREE

Seis peinados fáciles para la ofi

Consigue un pelo de pasarela en solo 5 minutos.

31/08/2018 11:42 MARÍA VIDAL|STILO.ES

  • close

Siempre la misma historia cuando te arreglas para ir al trabajo: o te levantas antes que el panadero o sales con unos pelos de loca terribles. Soluciona tu 'beauty' drama con estos looks de pasarela sencillos y muy favorecedores. ¡Ya no tienes excusa para no ir bien peinada a la oficina!

Ondas al medio

La clave de este peinado son unas ondas muy marcadas a la altura del pómulo. | IMAXTREE

Un pelo largo suelto (siempre que esté cuidado) luce por sí solo, pero para que no te aburras te proponemos una opción diferente. Víctor Gutiérrez, desde el espacio que lleva su nombre, nos da la clave de este peinado: “Marca solo las ondas a la altura del pómulo dejando la parte superior e inferior del cabello liso para que el impacto visual sea mayor”. Hacerlas es muy sencillo: utiliza una plancha específica o unas tenacillas cónicas y listas en unos segundos. Para rematar, fíjalas con una laca de brillo.

Coleta sporty

Genial para las que necesitan tener su cabello bajo control. Desfile: Ermanno Scervino. | IMAXTREE

Cuando las jornadas son maratonianas y no te puedes permitir que tu pelo sea una distracción, lo mejor es llevarlo recogido. “Humedece un poco el cabello en la parte frontal, sirviéndote de un pulverizador, y agrega un fijador”, así nos aconseja comenzar esta coleta pulida Noelia Jiménez. Marca una raya al lado y reserva los mechones laterales. Recoge la parte de la coronilla en una coleta, añade la siguiente sección de pelo y, por último, suma los mechones reservados y recógelo todo junto con una goma.

Trenza 'good girl'

El estilo niña buena aportará frescura y diversión a tu look. Desfile: Fausto Puglisi. | IMAXTREE

Seguro que tu madre habrá solucionado más de una vez tu peinado del cole con un sencillo trenzado y el resto de la melena suelta. Como las mamás siempre tienen la razón, apúntate este peinado. “Buscamos un acabado natural. Para ello, alisa el cabello sutilmente, sin aportar volumen en las raíces. Con el secador aplica aire caliente llevando el pelo hacia atrás; después, usa el aire frío para mantener esa direccionalidad”, explica Diana Daureo. Finalmente, coge un mechón de cada lado y llévalo a la parte trasera para hacer una trenza.

Coleta alta y desenfadada

Una opción elegante y un poquito rebelde. Desfile: Simonetta Ravizza. | IMAXTREE

Despejar la zona de la nuca con un recogido alto es una manera de agregar un puntito sexy a tu look, sin dejar de cumplir los códigos de vestimenta de tu trabajo. “Antes del secado, aplica un voluminizador de raíces para aportarle densidad y mayor grosor a la melena”, apunta Víctor Gutiérrez. Con una goma de gancho, recoge el pelo en una coleta y deja sueltos algunos cabellos, así enmarcarán el rostro y le darán un aire más informal al peinado. Utiliza un mechón de la coleta para cubrir la goma. “Finaliza con un spray texturizador”, comenta el estilista.

Look 'effortless'

Aparentemente poco estudiado, pero su resultado está medido al detalle. Desfile: Victoria Beckham. | IMAXTREE

Estás de suerte si eres de las que se hacen un churrillo en el pelo para salir del paso, ya que esta temporada está de moda. Eso sí, no será tu comodín para un 'bad hair day', porque la base tiene que ser una melena brillante y alisada. Si tu pelo es lacio, bastará con secarlo con cepillo y secador; si por el contrario lo tienes rebelde, remátalo con la plancha. Marca una minirraya al medio y recoge con una goma la parte de las patillas hacia atrás, formando un moñito. “No hace falta que el resultado sea perfecto, así crearemos ese efecto informal tan deseado”, nos recomiendan desde Espacio Q.

Recogido romántico

Perfecto para reuniones no planificadas. Desfile: Brock Collection. | IMAXTREE

Los cambios en la agenda son algo que no se puede controlar, pero sí que podemos estar preparadas: lleva siempre en el bolso gomas y horquillas, no ocupan nada y salvarán tu look. Abre una raya lateral y peina la sección más grande hacia la frente, creando un falso flequillo. Enróscala formando un bucle a partir del final de la ceja. El truco para que no se deshaga el recogido nos lo da Noelia Jiménez: “Coloca las horquillas de moño en la dirección contraria a la que deseas y, cuando estén a la mitad, llévalas al lado opuesto”. Recupera el mechón del otro lado y esconde su final dentro del bucle.