Torito se sincera: "Amo la seguridad que me da el maquillaje"

  • Rocío Robledo

Hemos charlado con él sobre su nuevo libro 'Ácido' (Ediciones B) y nos ha contado por qué su look es único. ¿Quieres conocerle más a fondo?

0 veces compartido
0 comentarios

Quique Jiménez, más conocido como Torito lanza su libro autobiográfico de la mano de Ediciones B (Grupo Zeta) coincidiendo con los 15 años que lleva en la televisión: "Estoy súper emocionado, esto es un sueño".

El conocido reportero está pasando por uno de los mejores momentos de su vida, tanto en lo profesional como en lo personal, y por ello ha decidido contarnos cómo se siente ahora que es padre, además de su secreto para triunfar con ese look único que sólo él puede llevar. 

-Stilo: ¿Por qué 'Ácido'?

-Torito: 'Ácido' porque soy muy tímido. Bueno, Quique es un tío muy tímido. Para conseguir el personaje de Torito estuve viendo un poco lo que había en el mercado  y tuve claro que tenía que crear un personaje con una cierta acidez para que calase un poco en la sociedad. Una acidez controlada, y por eso el ácido ha ido conmigo en los 15 años de carrera. Me ha hecho pagar la hipoteca. Quique no es nada ácido y Torito es algo más.

-Stilo: Después de escribir el libro, ¿eres más Quique que Torito?

-Torito: Ahora tengo un cacao de vida. No soy actor, ni periodista, ni humorista, ni cómico. Soy un tío de Bellas Artes que llegó a este mundillo de casualidad. Yo hacía decorados para cine y publicidad y un día hice un casting y me dijeron: 'pa' dentro. No es que lleve 3 personajes y en función de cada sitio hago de limpiadora, de Torito y tal, no. Hace 15 años que tengo un personaje que se llama Torito y lo inventé porque soy muy tímido y, para poder enfrentar este mundillo de televisión y después de 15 años llevando un personaje, ya no sabes que parte de ti es de Torito y cuál es de Quique. Cuando salgo a la calle ya no sé quién soy. 

-Stilo: ¿Cómo ha cambiado tu vida la paternidad?

-Torito: Nunca más he dormido 8 horas seguidas, tengo unas ojeras de oso panda. Mi vida ha cambiado totalmente y sabes que ya nunca volverás a estar solo porque siempre tendrás a esa personita al lado y merece mucho la pena. El mío tiene ya 2 meses y medio y, aunque no duermas, aunque tiene que comer cada dos horas y todo eso, cuando se despierta y te sonríe, ¡chapó! 

-Stilo: De tus 15 años de carrera, ¿con qué momento te quedas?

-Torito: Realmente en estos 15 años ha pasado de todo, bueno y malo. Más momentos buenos que malos, si no, no valdría la pena esta profesión. Si no, volvería a mis orígenes y volvería a la pintura. Destacaría del mejor momento de mi carrera un momento malo, porque a raíz de ese momento malo, me fue mejor la vida: fue cuando me echaron de la televisión y estuve un año y medio sin trabajar. Si tuviese que recomendar a alguien volver a hacer algo, ojalá les pasase algo parecido, porque yo antes de que me echaran me pensaba que era el 'ombligo del mundo', que yo era básico en la tele, pero después, supe que aquí no hay nadie imprescindible, que te vas de la tele y al día siguiente te ponen a otro. Las acciones de Torito bajaron hasta el subsuelo. Esto me fue muy bien para bajarme los humos y decir: "mira niño, que aquí no te está esperando nadie". Y me tomé la profesión de forma diferente.

-Stilo: ¿Próximos proyectos en mente? 

-Torito: Realmente cuando llega un niño se dice que viene con un pan bajo el brazo. Me están llegando mucho proyectos, mucha gente me está tanteando para hacer cosas y estoy un poquito viendo los pajaritos que vienen a ver cuál es el mas gordo. El niño tiene dos meses y medio, tengo que combinar un poco los proyectos para que el niño duerma toda una noche y luego yo poder tirar para adelante. Si fuese un trabajo toda la semana no podría cogerlo. No podría entrar a un Gran Hermano VIP.

-Stilo: Nos llama muchísimo la atención tu pelo. ¿Cómo te cuidas las rastas? ¿Utilizas alguna técnica especial?

-Torito: Las rastas están super cuidadas. Voy una vez al mes a la peluquería para que me las arreglen. El pelo es mío y es real, no son extensiones. Una rasta limpia es más difícil de llevarla bien que un pelo normal porque tarda mucho en secarse, pero es muy cómodo porque siempre vas peinado. Tengo miedo de que cuando me corte el pelo me quede en nada.

 -Stilo: ¿No te cansas de llevarlas?

-Torito: Me canso y quería hacer un cambio de look. Hace poco pensé que ahora después de la paternidad era el momento idóneo, pero realmente como con el lanzamiento del libro potenciamos que la portada fuese con rastas, no tendría mucho sentido que hiciese la promoción sin rastas. Esperemos un tiempo.

-Stilo: ¿Cómo definirías tu estilo? 

-Torito: Mi estilo, como llevo tantos años con este rollo, no me doy cuenta de que para comprar la ropa cada vez tengo más problemas. Gracias a internet compro mucha ropa fuera y en los lugares mas lejanos para que nadie tenga la misma ropa que yo. De hecho tengo americanas que no se las ves a nadie por aquí. Me doy cuenta de que tengo un look muy extravagante y las veces que he entrevistado a gente extranjera como actores de Hollywood, se han quedado siempre muy sorprendidos de mi look. Entrevisté a Will Smith dos veces con dos años de diferencia y se acordaba de mi look. Conseguir que un tío como ese se acuerde de tu look dices: ¡qué raro soy!

-Stilo: Dices en tu libro que amas la seguridad que te da el maquillaje, ¿qué consejo les darías a las lectoras para sentirse más seguras de sí mismas?

-Torito: Es basiquísimo que para las lectoras, tanto el maquillaje o lo que sea, si no tienes una seguridad ante la vida, búscate algo que te ayude a reforzar esa seguridad. Yo me puse gafas de pasta y rastas en su día para afrontar mi timidez y es un escudo ante la sociedad.

Es una chorrada, pero cuando uno lleva algo y se siente seguro, sigue hacia delante. Ahora mismo no podría afrontar esta entrevista si me quitara las gafas, parece una tontería pero los seres humanos somos así. Las mujeres que no pueden salir de casa sin estar maquilladas porque están cómodas, ¡chapó! Lo importante es conocerse, el problema es cuando hay alguien en esta vida no se conoce y molesta 24 horas del día. 

Un libro cargado de anécdotas y buen rollo que nos ofrece la parte buena del personaje y lo mejor de la persona. Da igual Quique que Torito, ¡ambos nos encantan! 

Pondremos en práctica sus consejos. ¿Te atreves con 'Ácido'?

Torito lanza Ácido
Torito junto a su pequeño Nathan
Los pelos de Torito son únicos
Torito emocionado con el libro que ha publicado Ediciones B
Los zapatos de Torito son únicos como él